CONAIE rechaza violencia, racismo, discriminación sistemática que enfrentan las organizaciones sociales y sus dirigentes

El Gobierno de Rafael Correa ha generado una cultura de violencia, racismo, discriminación, intolerancia, chantaje, persecución, y amedrentamiento en estos más de 8 años de la “revolución ciudadana”, como resultado ha instaurado una política de violencia, desde el estado para el pueblo, en contra de quienes no se alinean con su política.

Correa ha utilizado expresiones como “emplumados”, “ponchos dorados”, “tira piedras”, “des ubicaditos” “adefesiosos” “ridículos” “siki ñawi” y otros calificativos en contra del movimiento indígena, organizaciones sociales, sindicatos, estudiantil y sus dirigentes mismo que es promovida a través de los enlaces ciudadanos, entrevistas, ruedas de prensa. En las redes sociales se da ataques constantes con insultos como “indios vagos”, “indios ignorantes” provenientes desde simpatizantes afines del Gobierno y militantes de Alianza País de manera sistemática que desacredita la forma de hacer política en un país democrático, plurinacional e intercultural.

En los últimos años el pueblo ecuatoriano ha demostrado su desacuerdo con las políticas del régimen y en unidad con todos los sectores ha desarrollado acciones para reclamar los justos derechos. Sin embargo el gobierno desacredita las demandas del pueblo y califica a las manifestaciones legítimas como acciones violentas, cuando en realidad ha sido desde el gobierno el que ha implementado una política de violencia de manera progresiva y que continúa en escalada y resultado de ello más de 400 compañeros/as luchadores sociales son encarcelados, enjuiciados, procesados por este régimen.

Como consecuencia de dichos calificativos que promueve el racismo, la violencia de manera sistemática entre ciudadanos/as y el pueblo, ahora las agresiones son de manera directa, es así que, el día de ayer 23 de septiembre de 2015, en horas de la mañana la compañera Lourdes Tiban, Asambleísta Nacional, fue víctima de una agresión física, verbal y psicológica cerca de su oficina de la Asamblea Nacional del Ecuador, ubicado en el sector la Alameda. Por lo que, exigimos de manera inmediata a la Justicia ecuatoriana se esclarezcan los hechos y con celeridad se identifiquen a los individuos que actuaron en estas agresiones.

Por tales razones, La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador – CONAIE rechaza de manera frontal y categórica la instauración de una cultura y política de violencia desde el gobierno y el estado ecuatoriano, que esta es aceptado y naturalizado por la sociedad en general como un ejercicio normal en el modo de hacer política. Ratificamos que en un país democrático debe primar los valores humanos, el respeto, la humildad, la tolerancia, la diferencia, la unidad en las diversidades de pensamiento, criterio, religión, identidades y culturas que convivimos dentro de este Estado Plurinacional e Intercultural en busca del Sumak Kawsay – Buen Vivir para todos y todas los/ ecuatorianos/as.

Por el Consejo de Gobierno

Jorge Herrera

PRESIDENTE DE CONAIE

Saraguro-Levantamiento4