Confeniae ante la aprobación de las Reformas Constitucionales en medio del rechazo popular

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana CONFENIAE, ante la aprobación de las reformas constitucionales este 03 de diciembre de 2015, en la Asamblea Nacional en medio del rechazo popular y ante la represiva acción del Gobierno ecuatoriano y la fuerza pública, expresa a la opinión pública nacional e internacional:

Mientras la CONFENIAE cumple un trabajo de posicionamiento he incidencia participando activamente de la COP21 en Paris, Francia, igual que algunas delegaciones de las nacionalidades amazónicas de Ecuador, hemos sido testigos de las acciones inconstitucionales con las cuales la Asamblea Nacional aprobó las denominadas reformas a la Constitución, de la mano con la represión policial contra nuestra bases en el marco de las protestas que estos hechos generaron en todo el país, principalmente en ciudades como Quito, Guayaquil, Cuenca, y provincias como Tungurahua, Imbabura, Santo Domingo, Orellana, Pastaza, Zamora.

Ante estas reformas que atentan contra la naturaleza misma del Estado, aprobadas por un grupo de legisladores que desconocen la voluntad popular que demanda el llamado a una CONSULTA NACIONAL para temas de interés nacional que comprometen el futuro de todos los ecuatorianos, enfatizamos una vez más nuestro firme llamado a continuar y fortalecer la lucha popular en todo el Ecuador, en vista de que la aprobación de las enmiendas se da en medio de un claro rechazo de las organizaciones sociales y el pueblo ecuatoriano. Más allá de la imagen que el gobierno intenta proyectar y del cerco mediático con el cual pretende ocultar la realidad, dichas reformas no serán acatadas por este pueblo firme y combativo, pues carecen de legitimidad y aprobación popular.

Rechazamos la represión ejercida contra nuestra gente que hasta el momento deja el saldo de 50 detenidos y 10 heridos en la ciudad de Quito, 4 en Santo Domingo y 4 en Orellana, entre ellos dirigentes indígenas y sindicales.

Como parte de nuestra delegación internacional en Paris en el marco de la Conferencia de las partes COP21, sobre Convención Marco de Naciones Unidos sobre el Cambio Climático, elevamos nuestra firme voz de protesta ante el mundo entero y, en el marco de la agenda y propuestas desde la visión de los pueblos poseedores de bosques, damos a conocer a la opinión pública internacional que en el Ecuador se están pisoteando derechos, reprimiendo al pueblo, desalojando y desplazando a comunidades, criminalizando a los líderes sociales y atentando contra la principal infraestructura de vida de los pueblos y nacionalidades, esto es, los territorios biodiversos de la Costa, Sierra y Amazonía a través de mega proyectos extractivos de petróleo, con la Décimo Primera Ronda Petrolera y minería a cielo abierto en Tundayme y Nankintsa sector cordillera de Cóndor, uno de los lugares con ecosistema más ricas y frágil del mundo, en beneficio de las empresas transnacionales mineras y petroleras.

Tales hechos constituyen una flagrante contradicción con el discurso de Rafael Correa quien se precia de tener una de las constituciones más avanzadas del mundo en materia ambiental, mientras por otro lado, militariza la Cordillera del Cóndor y divide a las organizaciones y pueblos indígenas amazónicas para facilitar la entrada de las petroleras a nuestros territorios, desplazando y desalojando a familias indígenas y campesinas. Este es un atentado contra los derechos humanos que los pueblos y nacionalidades que de ninguna manera aceptaremos y ante lo cual nunca nos arrodillaremos, pues somos pueblos rebeldes.

El presidente Rafael Correa en la COP 21 a propuesto crear el tribunal de justicia climática ante lo cual puntualizamos que es incoherente porque para que exista justicia climática se debe desterrar definitivamente la actividad extractiva en Ecuador en territorios indígenas como muestra sincera y voluntad política firme, de lo contrario quien debe comparecer ante dicho tribunal sería su propio gobierno. Además rechazamos la actitud hipócrita de Rafael Correa, porque a nivel internacional quiero posicionar imagen de su gobierno como un gobierno ambientalista, y pregona y pide recursos económicos por los bosques que hay en la Amazonía. Pues, aclaramos que el 90% de los bosques que quedan en Ecuador están en territorios indígenas y estos se han preservado gracias a la lucha constante de los pueblos indígenas y no por las políticas públicas del Estado. Por consiguiente, los recursos provenientes de iniciativas para la mitigación, adaptación y resiliencia frente al cambio climático, como los de fondo verde para el clima deben destinarse directamente a las organizaciones y pueblos indígenas.

La CONFENIAE continúa firme con su agenda de lucha pese a cualquier intento de división por parte del gobierno y sus instituciones. Es así apoyamos al la propuestas de vida del pueblo Kichwa de Sarayaku que es la Selva Viviente – Kawsak Sacha, Gestión Holística de Kutukú Shaimi (RIA) del pueblo Shuar propuestas no sólo para nuestros pueblos y territorios, sino verdaderas alternativas para la supervivencia y bienestar del planeta Tierra, aquejado por los intereses voraces de las empresas multinacionales.

Aunque los países capitalistas y sus gobiernos entreguistas pretendan cercenar los últimos territorios ricos en mega diversidad, las nacionalidades le decimos al mundo que continuaremos siendo los garantes de la vida y los guardianes de su continuidad como hemos hecho desde los tiempos inmemoriales.

Atentamente,

Franco Viteri Gualinga
PRESIDENTE DE CONFENIAE

Franco Viteri01