Pronunciamiento de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos ante serie de juicios contra líderes y lideresas sociales en Ecuador

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH, ante la serie de juicios contra líderes y lideresas sociales (audiencia 25 de abril contra 8 dirigentes indígenas del Ecuador) en la que las condenas se han convertido en la única opción y único desenlace, recuerda a los jueces lo siguiente:

1. El sistema judicial debe mantener su independencia frente a los diversos escenarios políticos que pueden vivir el país o frente a los intereses de otros sectores estatales.

2. La presunción de inocencia es un principio que debe ser respetado a cabalidad, de tal forma que quien es llamado a juicio no se sienta condenada de antemano.

3. Las pruebas que la parte acusadora presente en un juicio deben ser individualizadas, de tal forma que se pueda establecer la responsabilidad individual, en caso de haberla, frente al hecho que se juzga. En la justicia ordinaria no existe responsabilidad colectiva frente aun hecho, pues se debe identificar a responsabilidad de cada persona.

4. Las pruebas deben de darse de manera inequívoca y concluyente para establecer una responsabilidad; de no ser así, debe primar la presunción de inocencia.

5. Es preocupante que las condenas dadas a líderes y lideresas sociales que hemos visto hasta el momento no hay considerado los puntos anotados, consolidándose así el sistema judicial como un elemento de hostigamiento y persecución en manos de poder político.

6. Exhortamos al sistema judicial que rectifique sus procedimientos, apegándose a los principios que deben primar en operadores de justicia honestos, independientes y profesionales.

Dirigentes00

Fuente: Inredh