Jorge Herrera, presidente de CONAIE, y 7 dirigentes más en miras de la Justicia Correísta

Jorge Herrera Morocho es el actual presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador-CONAIE. Es uno de los ocho dirigentes del movimiento indígena que se encuentran procesados por la justicia ecuatoriana-correísta.

Los 8 dirigentes se suman a la lista de los más de 120 criminalizados por participar en el proceso de levantamiento indígena y popular de agosto 2015.

Jorge Herrera empezó su trayectoria dentro de los procesos organizativos desde su infancia. La injusticia y la desigualdad social fue lo que le incomodó y le incomoda, por eso ve imprescindible estar organizados y defender los derechos de los pueblos, nacionalidades y de la naturaleza.

Jorge Herrera tiene tres hijas (una mayor de edad y dos menores de edad) y un hijo (mayor de edad). Su esposa le acompaña “en las buenas y en las malas”. Herrera, presidente de CONAIE, cada que hay tiempo liibre de la organización se dedica a realizar trabajo en el campo. Realiza trabajo de agricultura en el sector el wintza, vía a Sigcho.

Herrera es parte del pueblo kichwa Panzaleo. Proviene de la Unión de Organizaciones Campesinas del Norte de Cotopaxi, Unocanc. En 2005 fue presidente del Movimiento Indígena y campesino de Cotopaxi-MICC.

Previo a la notificación de su audiencia, Jorge, acudió a la CIDH para denunciar las vulneraciones a los Derechos Humanos y a la Libre Asociación de los Puebos Indígenas en Ecuador. A su llegada a Ecuador, según señala Herrera, se enteró que nuevamente fue llamado a otra Audiencia. Asegura que no le atemoriza, porque “esto (llamar a audiencias y criminalizar) es una forma de amedrentar”.

Los 8 dirigentes se encuentran acusados del supuesto delito de Paralización de Servicios Públicos. Tendrán Audiencia de Formulación este viernes 19 de agosto a las 9h30 en la Sala 2, del Complejo Judicial de Consejo de la Judicatura de la Parroquia General Proaño de la provincia de Morona Santiago.

El supuesto delito se encuentra tipificado en el articulo 346 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), y se reza que la pena puede ser de uno a tres años de prisión.

Jorge Herrera: “no vamos a ir de rodillas, nosotros vamos a sostener la dignidad del Movimiento Indígena. Esperamos que los jueces hagan justicia, tienen que archivar las causas porque no hay ningún motivo, no hemos cometido ningún tipo de infracciones para que cualquier juez nos quiera condenar”.

photo_2016-08-18_16-22-12

Dirigentes00