Juyayay Inti raymi! Por un Ecuador libre de transgénicos

El pasado 21 de junio en más de 12 provincias del país, se realizaron movilizaciones a causa de la amenaza de cultivos y semillas transgénicas en el Ecuador.

Después de la aprobación de la ley de agrobiodiversidad y semillas, así como del veto a favor de cultivos investigativos de transgénicos en el país, (el cual fue solicitado por el exprediente Correa dos días antes de terminar su mandato) organizaciones indígenas, campesinas y urbanas nos mantenemos unidos para continuar con acciones de lucha por la soberanía alimentaria, la salud de nuestras familias y la preservación de nuestra cultura de respeto en relación con la naturaleza.

En Quito, organizaciones indígenas, campesinas y urbanas nos unimos al plantón convocado por la FECAOL en la Plaza Grande en tiempos del Inti Raymi para seguir agradeciendo la abundancia cosechada y exigir que nuestra cosecha no pare, que no sea controlada por trasnacionales, ni por decisiones de mercado.

Severino Sharupi dirigente de territorios de la CONAIE invitó a ser “polinizadores de la agrobiodiversidad” al reunirnos y multiplicarnos en la lucha por la vida y en contra de los transgénicos porque hablar de transgénicos es hablar de glifosato, de venenos, de muerte. Para los consumidores de la ciudad, para campesinos y campesinas” describió. Por ello la defensa frente a los transgénicos será permanente.

Junto con dirigentes de Ecuarunari, y organizaciones urbanas, Sharupi agradeció la convocatoria que hizo FECAOL y declaró que desde la CONAIE se están tomando medidas para actuar antes esta ley inconstitucional que aprueba campos de experimentación transgénica. Somos parte de la lucha por un Ecuador libre de transgénicos, declaró Sharupi.

Cotopaxi se declara libre de transgénicos

Por su parte el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi – MICC celebró el Inti Raymi junto a las comunidades y organizaciones de base. Desde una feria realizada en la Plaza de San Agustín en Latacunga, Leónidas Iza Salazar, presidente del MICC declaró a la provincia de Cotopaxi libre de semillas transgénicos. En la feria hubo productos agroecológico, artesanías y semillas, así como grupos musicales, danza y una pampamesa.