CONAIE no volverá a presentar pedido de Amnistía a la Asamblea Nacional

La Confederación de las Nacionalidades Indígenas del Ecuador-CONAIE informó este 8 de marzo de 2018 que no volverá a presentar pedido de amnistía para las y los luchadores sociales mientras esté José Serrano en la presidencia de la Asamblea Nacional del Ecuador, por ser uno de los responsables de la criminalización de la protesta social en 2015 y actualmente vinculado a supuestos actos de corrupción.

Luisa lozano, dirigente de la Mujer y Familia de la CONAIE, exigió justicia contra las criminalizadas, mujeres que han sido perseguidas, encarceladas por la defensa de los territorios. Y exigió la renuncia de José Serrano por estar involucrado en actos de corrupción.

Luis Guamán, abogado de la Conaie, señaló que “vivimos en una situación de violencia institucionalizada de persecución de un régimen pasado y en el régimen actual aún no han hecho justicia y persiguen a los pueblos indígenas”. Sin embargo, indicó que están preparando los materiales necesarios para presentar en las instancias internacionales buscando justicia.

Apawki Castro, dirigente de comunicación de CONAIE, reiteró que la CONAIE no volverá a presentar pedido de amnistía mientras esté José Serrano al frente del organismo de legislación. Resaltó que no existe confianza en quienes están al frente de la administración de justicia, así como de la función legislativa, porque se encuentran vinculados a supuestos actos de corrupción.

Manifestó que se declaran en movilización permanente, mismo que consiste en realizar plantones, asambleas, marchas y otras acciones de hecho hasta llegar a una movilización nacional, aseveró Castro.

Uno de los primeros plantones inicia este 12 de marzo de 2018 en la provincia de Cotopaxi a partir de las 8h00, esto en apoyo a los cuatro del chaski, quienes tienen audiencia de apelación, así mismo, la acción es por el rechazo a la corrupción.

Luisa Lozano en referencia a la conmemoración del 8 de marzo, día internacional de la mujer, enfatizó que “”nosotras no necesitamos flores, necesitamos un compromiso del Estado para poder vivir con dignidad”.