Relatora sobre derechos de los pueblos indígenas de Naciones Unidas observa falta de cumplimiento a derechos de los pueblos indígenas en Ecuador

Boletín de Prensa

D.M. Quito, 29 de noviembre del 2018

 

La Confederación de las Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), agradece la visita de Victoria Tauli-Corpuz, Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas de la ONU y reconoce su disposición para conocer las problemáticas de los pueblos y nacionalidades, asimismo, apoyamos lo dicho en el Informe preliminar de Fin de Misión, luego de 11 días de visita al Ecuador, en el cual, recomienda al gobierno de Ecuador dirigir acciones concretas para reparar las distintas violaciones a los derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas.

La CONAIE junto a sus regionales ECUARUNARI, CONFENIAE y CONAICE fueron testigos de las actividades en los territorios, donde, a través del diálogo con cientos de representantes de comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas de la Sierra, la Costa y la Amazonía, expusimos los principales problemas que nos afectan y que recoge el informe presentado en rueda de prensa.

Como resultado de estas visitas territoriales en su informe preliminar de fin de misión Victoria Tauli-Corpuz refleja su preocupación al enterarse que el Gobierno de Ecuador no ha respondido de manera efectiva a las principales demandas sobre los derechos de tierras y territorios, el respeto de autoridades propias y autodeterminación, los sistemas de justicia indígena, la consulta previa, libre e informada frente a proyectos extractivistas y petroleros, la defensa de la naturaleza, entre otros temas. Por ello, llama la atención y recomienda al Gobierno tomar medidas urgentes para asegurar el cumplimiento de los derechos colectivos de nuestros pueblos y nacionalidades.

Además, solicita al Gobierno desarrollar un “sistema de adjudicación accesible, efectivo y adecuado que permita el pleno disfrute de derechos sobre las tierras, territorios y recursos naturales de acuerdo con los estándares internacionales de derechos humanos”. También, que reconozca los sistemas comunitarios de manejo de agua y priorice las necesidades humanas, para garantizar el acceso de los pueblos y nacionalidades a la alimentación, a la salud y a un medio ambiente sano, entre otros aspectos.

Enfatizó su preocupación por la operación de industrias extractivas, en particular, de las nuevas concesiones para “minería, extracción petrolera y maderera, el desarrollo de infraestructuras, como represas hidroeléctricas, y las actividades agroindustriales que impactan negativamente sobre las tierras, territorios y recursos naturales”.

Recalcó que las instituciones estatales tienen que desarrollar procedimientos adecuados para el reconocimiento de las autoridades e instituciones indígenas de acuerdo con los estándares internacionales de derechos humanos y en cooperación con los pueblos indígenas. Recomienda al Gobierno de Ecuador “apoyar las propuestas indígenas de gobernanza, autonomía y desarrollo, lo que contribuiría a garantizar la plurinacionalidad”.

En este contexto, informó que dará seguimiento a lo afirmado por el Consejo de la Judicatura sobre una propuesta en coordinación con la CONAIE para avanzar en procedimientos “relacionados con la cooperación y coordinación entre ambos sistemas de justicia, el establecimiento de una comisión de la verdad y la capacitación de los operadores de la justicia ordinaria sobre derechos de los pueblos indígenas y sus sistemas de justicia”. En este sentido, ratificó que el Estado debe considerar una coordinación urgente entre la justicia indígena y el sistema de justicia ordinaria, para de esta manera aplicar la autonomía y la convivencia en los pueblos y comunidades.

Sobre nuestras mujeres indígenas reconoció su papel fundamental como defensoras de las tierras, los recursos y como transmisoras de las lenguas, culturas y tradiciones. Mostró preocupación por los varios casos de criminalización hacia mujeres indígenas dirigentes por su papel activo en la protección de sus derechos, y los casos de impunidad en estos procesos.

Entre sus observaciones finales, solicitó al Gobierno de Lenín Moreno cumplir con la Constitución para encaminar la plurinacionalidad, ya que preocupa el “no reconocimiento e implementación de los derechos de los pueblos indígenas consagrados en el derecho internacional de derechos humanos. La protección de los derechos de la naturaleza tampoco podrá alcanzarse sin proteger a aquellos que la protegen”

La Relatora Especial presentará el informe final sobre su visita a Ecuador al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, en septiembre de 2019.