Finaliza el estado de excepción, pero la pandemia continúa. Disposiciones de la CONAIE

D.M., Quito, 14 de septiembre de 2020

DISPOSICIONES para las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas frente a la finalización del estado de excepción a partir del domingo 13 de septiembre de 2020. Luego de 6 meses de vigencia termina el estado de excepción, pero es fundamental comprender que no termina la emergencia sanitaria y la pandemia por Covid-19 continúa, es así que hasta el domingo 13 de septiembre Ecuador sumó 118 594 casos confirmados y más de 10.000 muertes en el contexto de la pandemia, según datos del gobierno. 

En los territorios de los pueblos y nacionalidades indígenas las cifras reflejan un aumento, por ello, frente al abandono del Estado las comunidades indígenas permanecen en alerta permanente para frenar los contagios, solamente en la Amazonía ecuatoriana hasta el 3 septiembre se registraron 2911 casos confirmados y 92 fallecidos en el contexto de la pandemia, con datos desde nuestra regional Confeniae.  A nivel de Latinoamérica la propagación del Covid-19 en los territorios y pueblos indígenas va en aumento, se reportaron 62 mil casos positivos hasta el 5 de agosto de 2020, según datos de la FILAC.

En consecuencia, a estas cifras y frente a la realidad latente, la CONAIE y la estructura del movimiento indígena dispone que en los territorios de las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades se mantengan con rigurosidad las normas de prevención, protocolos de bioseguridad y control para contener el contagio masivo del COVID-19, a la vez que se adapten progresivamente, según las realidades específicas de cada territorio, a las actividades productivas sin descuidar la salud comunitaria. 

El nivel de organización en nuestra estructura ha sido determinante para contener la pandemia en estos territorios ante la ausencia total del Estado, la experiencia y autogestión así lo demuestran, seguimos en nuestra campaña de información permanente en lenguas originarias, alianzas estratégicas con organizaciones y universidades para la realización de pruebas masivas de detección, gestión para entregas de kits y ayuda humanitaria a los sectores más vulnerables, trueque, intercambio humanitario y comercio justo para enfrentar la crisis, entre otras acciones permanentes desde el inicio de la pandemia. 

Ante esto, en estricto apego al derecho de autodeterminación de los pueblos, expresados en la Constitución, Tratado 169 de la OIT y La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y las recomendaciones de la CIDH para la emergencia sanitaria Covid19, se DISPONE la CONTINUIDAD de las medidas de prevención, brigadas médicas y la promoción efectiva de las medidas de bioseguridad en todas las actividades productivas y comunitarias. 

Esta disposición implica:

  • Desarrollar actividades productivas y comunitarias priorizando el autocuidado, distanciamiento social, uso obligatorio de mascarilla, lavado de manos frecuente y más medidas de bioseguridad pertinentes, promoviendo la salud comunitaria.
  • Se mantienen las guardias comunitarias activas controlando el acceso a territorios comunitarios, y guardando la disciplina colectiva.
  • Se mantienen las formas de intercambio comunitario, trueque, ferias comunitarias, guardando las medidas de prevención para abastecer a nuestros territorios de manera equitativa.
  • Instamos a fortalecer la ayuda a las poblaciones de la ciudad, manteniendo precios justos, luchando contra la especulación de productos a causa de los intermediarios, buscando formas para llegar de manera directa al consumidor.
  • Continuar la campaña de prevención en lenguas originarias para concientizar a todos nuestras compañeras y compañeros sobre las medidas para contrarrestar la pandemia. 

La CONAIE y sus regionales mantienen los canales de consulta y evaluación de la situación con expertos epidemiólogos y diálogos con la OMS y OPS para tomar las medidas que se crean pertinentes. Para los pueblos indígenas la vida está sobre el capital, somos conscientes del golpe económico que significaron las fases de confinamiento, distanciamiento para nuestras familias y comunidades, ahora necesitamos levantar la economía de nuestra gente, fortalecer la soberanía alimentaria, con una gran minga en unidad, resistiendo sin bajar la alerta frente a la pandemia, cuidando nuestras vidas y la de nuestras comunidades, conscientes que el peligro de contagio y letalidad del virus continúa. 

En el caso de las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas luego de 6 meses no se tiene ninguna cifra oficial de contagios en sus territorios por parte del COE Nacional, ni protocolos específicos direccionados desde el Sistema de Salud Pública, sumado a la situación de vulnerabilidad de los sectores rurales por carencia de servicios básicos y de salud, ponen en grave riesgo a la población indígena, campesina. 


Por el Consejo de Gobierno

Jaime Vargas                                               

PRESIDENTE DE LA CONAIE