NO a la criminalización de la protesta social

Spread the love

 D.M., Quito, 15 de diciembre 2020


La CONAIE rechaza las acciones estatales permanentes para criminalizar la protesta social y el derecho a la resistencia a través de la judicialización, persecución, denuncias y hostigamiento a las y los compañeros luchadores sociales, comuneros y líderes indígenas, quienes estuvieron en el paro nacional y levantamiento de octubre 2019, ahora son denunciados por el Estado y por miembros del gobierno que fungen de asesores económicos a pesar de haber cometido actos graves de corrupción y huir de la justicia por 17 años. 

Tal es el caso de los compañeros de Imbabura: Fabián Cabascango de la parroquia González Suárez, Alonso Tocagón, presidente de la Unión de Comunidades indígenas de San Rafael, y Manuel Quilago, de la comunidad de Huaycopungo quienes están siendo investigados por el supuesto delito de secuestro en el paro de octubre 2019, ayer, lunes 14 de diciembre ya fueron llamados a rendir versión en la Fiscalía de Otavalo y el proceso sigue en curso a más comuneros.

Como CONAIE expresamos nuestro respaldo y acompañamiento a nuestros compañeros indígenas investigados por delitos que no cometieron, en octubre del 2019 las comunidades base de Imbabura y del país, organizaciones filiales, fraternos, se movilizaron a Quito para ejercer su derecho a la resistencia y defender los derechos vulnerados por el gobierno de Moreno, ahí fueron reprimidos con brutalidad por la fuerza pública, mientras sus territorios también fueron militarizados, el gobierno es el verdadero causante de la violencia por ordenar el uso excesivo de la fuerza en la represión causando 11 muertos, miles de heridos, detenidos y mutilados; a pesar que hemos denunciado al Estado y a sus principales responsables políticos, por estas graves vulneraciones a los derechos humanos, tales denuncias no tienen la misma celeridad para hacer justicia por las víctimas, esto demuestra la persecución política en nuestra contra.

Asimismo, nuestros líderes indígenas Jaime Vargas, presidente de la CONAIE y Leonidas Iza Salazar, presidente del MICC acudieron a rendir versión en Quito por el supuesto delito de terrorismo, investigación que se abre a partir de la denuncia presentada por Alberto Dahik, ex vicepresidente del Ecuador, prófugo de la justicia y actual asesor económico de Lenín Moreno. Condenamos estos hechos, pues, los delincuentes de cuello blanco, que deberían estar tras las rejas por robarse el dinero de todos los ecuatorianos y luego huir por 17 años para evadir la justicia, hoy sean los denunciantes a líderes indígenas que dan la cara a la justicia pues no cometieron ningún delito, al contrario, alzaron su voz de protesta contra las medidas económicas que afectaban a las familias ecuatorianas en octubre 2019. 

Estamos conscientes que esta ola persecutoria se incrementará en este gobierno, pero nos mantendremos movilizados y en resistencia permanente por la defensa de nuestros derechos, respaldaremos incesantemente a las y los compañeros, líderes indígenas y luchadores populares que están siendo criminalizados por ejercer sus derechos a la resistencia, a la organización y a la protesta. La unidad y la lucha entre los pueblos, explotados del campo y la ciudad contra los opresores es el camino.

#LaLuchaVaPorqueVa

 

CONAIE